BNEW Barcelona
         
We use our own and third-party cookies to analyze your navigation for statistical and personalization purposes. Click on configure cookies to personalize cookies or Accept to accept all cookies.
Config cookies    ACCEPT

Blog

31 August 2020

El sector inmobiliario se reinventa: las tendencias que vienen

El sector inmobiliario se enfrenta a una situación de grandes cambios a raíz de la crisis provocada por la Covid-19. El confinamiento, la incertidumbre económica y el teletrabajo a que se ha visto abocada gran parte de la población han modificado los hábitos y las preocupaciones de mucha gente respecto a la vivienda.

Uno de los retos que tenía el sector sobre la mesa desde hace tiempo, el de la digitalización, probablemente haya entrado en una nueva dimensión debido a las restricciones de movilidad impuestas por las autoridades. En este sentido, el sector inmobiliario se ha podido aprovechar de las ventajas de la digitalización y, en concreto del marketing digital, para seguir ofreciendo servicios a los clientes y mantener la actividad, bien es cierto en un contexto general de caída económica general. De hecho, durante los meses de confinamiento y aún después, ha sido ésta la única forma de mantener la actividad comercial inmobiliaria.

Así, el marketing digital se ha instaurado en los procesos de captación de clientes, atrayendo posibles compradores, y permitiendo el uso de un canal más de comunicación a los profesionales para realizar desde visitas virtuales a los inmuebles hasta gestiones de forma telemática. Protocolos y las dinámicas de trabajo se han visto sustancialmente modificados y nuevas tecnologías, como la realidad virtual, se abren paso como alternativas viables y cada vez más demandadas por los consumidores.

El confinamiento ha puesto de manifiesto al sector la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos. La sociedad se dirige hacia un paradigma en el que todo lo que se pueda hacer a través de la tecnología se hará: más trabajo en remoto, visitas de clientes por videoconferencia y realidad virtual, adopción masiva de la firma digital, Big Data, inteligencia artificial, etc.

La plataformas ya digitalizadas son las que estarán en mejor posición para recoger los frutos de este "nuevo mundo" posterior al COVID-19, y veremos una mayor presencia de las empresas denominadas Proptech, compañías que ya ofrecen soluciones tecnológicas en el sector del Real Estate, como pueden ser los pagos electrónicos, bancos virtuales, crowdlending, crowdfunding inmobiliario, o incluso blockchain.

Pero además de la digitalización, la pandemia ha impuesto cambios importantes en las preferencias y necesidades de los futuros compradores. Por un lado, y como producto del largo confinamiento de la población urbana, se ha producido un aumento en la búsqueda de viviendas con terraza y jardín. El auge del teletrabajo también ha comportado que se busquen espacios más amplios, abiertos al exterior y con más luz. Las habitaciones de las viviendas varían su función y, más allá de ser lugares de descanso, pasan a fusionarse con espacios de trabajo o destinados a realizar ejercicio.

Por otro lado, la creciente posibilidad -y necesidad- de trabajar en remoto ha hecho que quienes siempre han deseado vivir en el centro de las ciudades se planteen ahora la posibilidad de comprar una casa en zonas menos pobladas y del extrarradio, e incluso en el ámbito rural, donde pueden encontrar viviendas más grandes a precios más bajos.

La crisis económica y sanitaria ha sido especialmente dura para el turismo y, como consecuencia, para los alquileres temporales que en los últimos años se habían generalizado en el sector. Su demanda ha caído drásticamente y muchos propietarios han empezado a buscar inquilinos para estancias prolongadas lo que está comportando un cambio en el modelo de negocio. Habrá que ver si coyuntural o definitivo.

El sector inmobiliario se reinventa: las tendencias que vienen
Contact us
PRIVACY   TERMS OF USE
@2020 BNEW All rights reserved