We use our own and third-party cookies to analyze your navigation for statistical and personalization purposes. Click on configure cookies to personalize cookies or Accept to accept all cookies.
Config cookies    ACCEPT

Blog

29 September 2021
|español

El reto de la liberalización del transporte ferroviario de viajeros

La liberalización del transporte ferroviario de pasajeros inició su andadura en diciembre de 2020, momento desde el que cualquier empresa ferroviaria puede solicitar operar en las líneas de la red de alta velocidad o convencional españolas, a excepción de los servicios operados en régimen de obligación de servicio público, que serán objeto de una liberalización futura.

El proceso de liberalización del sector, una iniciativa a todas luces necesaria para mejorar la eficiencia de la red ferroviaria, ha sido un éxito y ha recibido el reconocimiento de la Unión Europea. En total se recibieron seis peticiones de empresas ferroviarias para operar, de las cuales tres resultaron las adjudicatarias para establecer los acuerdos marco correspondientes: Renfe, Ilsa y Rielsfera. Estas empresas cuentan con capacidad reservada para los próximos 10 años en los ejes de alta velocidad Madrid-Barcelona, Madrid-Levante (Valencia/ Alicante) y Madrid-Sur (Sevilla/Málaga). Desde el pasado mes de mayo, ya están operando los trenes de Ouigo (Rielsfera) y los de Avlo (Renfe), mientras que en 2022 lo harán los de Ilsa.

La liberalización supone un importante estímulo para el sector ferroviario y mejorará la movilidad de las personas, ofreciendo más y mejores servicios y una mejor productividad global del sistema, al tiempo que contribuye a la lucha contra el cambio climático. El éxito inicial del nuevo modelo abierto a la competencia supondrá un impulso a la progresiva implantación de más servicios y más operadores en otras líneas, favoreciendo un uso más intensivo y eficiente de la red existente y futura y una mayor sostenibilidad económica de las infraestructuras de Adif y Adif AV y de todo el sistema ferroviario. 

El objetivo último del proceso de liberalización es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Con la entrada de nuevos operadores, la alta velocidad es más accesible para toda la población. Los usuarios ya disponen de una oferta comercial más amplia, con más frecuencias y precios más bajos, manteniendo la calidad, la puntualidad y la fiabilidad de los servicios.

Otro aspecto destacado de la liberalización ferroviaria es que está totalmente alineada con la Agenda 2030 del Gobierno y con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. El ferrocarril es un modo de transporte ecológico, seguro e innovador y su papel es crucial en la estrategia de movilidad sostenible del ‘Green Deal’ de la Unión Europea.

De esta forma, el transporte ferroviario ha asumido el papel de ser el elemento clave para materializar un espacio ferroviario europeo único que avance hacia una movilidad sostenible, inteligente y conectada, y es, por tanto, un modo de transporte estratégico tanto para la Unión Europea, como para el gobierno de España y para Adif y Adif AV.

Así queda reflejado en el Plan Estratégico 2030 de ambas compañías, en el que la liberalización del servicio ferroviario de viajeros y la completa implementación del cuarto Paquete Ferroviario es uno de los 11 principales desafíos para los próximos años.  

Para responder a este reto, Adif continúa avanzando en la construcción de las nuevas líneas de alta velocidad, como las de Galicia, Asturias, País Vasco, Extremadura, Murcia, Almería o Cantabria, en el convencimiento de que la progresiva puesta en servicio de estos enlaces supondrá un aliciente para nuevas operadoras. El objetivo en próximas fases es extender este proceso a otros ejes como Madrid-Galicia, Madrid-León-Asturias, o el Corredor Mediterráneo. 

Por otra parte, la entrada de nuevos operadores y el incremento paulatino de las operaciones que conlleva plantea también un reto para las principales estaciones de alta velocidad, en las que Adif está ejecutando proyectos de gran envergadura con la finalidad de mejorar su operatividad y capacidad y adaptarlas al nuevo escenario.

Culminar con éxito la apertura del mercado y conseguir que el ferrocarril sea el transporte del futuro supone igualmente un esfuerzo significativo en cuanto a la modernización y optimización de las infraestructuras, así como a la implantación de nuevas tecnologías, cuestiones que requieren inversiones significativas. En este contexto, los fondos europeos Next Generation constituyen un importante impulso, permitiendo a Adif destinar unos 6.000 millones de euros a movilidad interurbana y de cercanías, así como a la Red Transeuropea de Transporte. 

Gracias a estas inversiones, Adif continuará trabajando para convertir al ferrocarril en una alternativa más generalizada a otros modos de transporte menos sostenibles, y pondrá en marcha importantes actuaciones para conseguir un transporte interoperable y competitivo que conecte a personas, regiones y empresas en toda Europa.

 

 

El reto de la liberalización del transporte ferroviario de viajeros
REGISTER  
Contact us
TERMS OF USE, PRIVACY & COOKIES
© 2022 BNEW All rights reserved